Comparte
Ir abajo
Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 11/10/2017
Ver perfil de usuario

Internet de las Cosas

el Sáb Oct 14, 2017 2:38 am
Menciona con respaldo documental tres acontecimientos que contribuyeron a la aparición del Internet de las cosas.
1- La idea de poder conectar los objetos y de que éstos fuesen inteligentes ya se plasmó en aquella época en los pensamientos y escritos de científicos tan notables como Nikola Tesla.
2- Alan Turing en 1950 en su artículo en el Computing Machinery and Intelligence in the Oxford Mind Journal, en el cual ya avanzó la necesidad futura de dotar de inteligencia y capacidades de comunicación a los dispositivos sensores.
3- No fue hasta la década de los 60 y, sobre todo, los 70 cuando se crearon los primeros protocolos de comunicaciones que definirían la base de lo que hoy es Internet. Este desarrollo se realizó dentro del seno de la red ARPANET, en el Departamento de Defensa de EEUU. Aunque también cabe destacar que durante muchos años, estos protocolos fueron exclusivamente de uso militar y académico.
Fuente htt p ://www .bcendon.com/el-origen-del-iot/

¿Cuál es verdadero beneficio de tener todo conectado?
Esto está provocando que una gran cantidad de información sobre nuestro entorno se encuentre disponible de forma accesible y en tiempo real. Puede enriquecer nuestra experiencia y facilitar nuestras actividades cotidianas a través de nuevos servicios que pueden ir desde la optimización del uso energético, hasta proporcionarnos seguridad y confianza cuando abandonamos nuestro hogar.
Fuente htt ps: //www .bbva.com/es/revolucion-internet-cosas-nos-permite-acceder-informacion-entorno-tiempo-real/

José Francisco Gutiérrez Rodríguez.
Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 06/10/2017
Ver perfil de usuario

Re: Internet de las cosas

el Sáb Oct 14, 2017 2:47 am
Acontecimientos que contribuyeron a la aparición del Internet de las cosas.

  • En 2009 Kevin Ashton, profesor del MIT en aquel entonces, usó la expresión Internet of Things (IoT) de forma pública por primera vez, y desde entonces el crecimiento y la expectación alrededor del término ha ido en aumento de forma exponencial. Fue en el RFID journal  cuando Ashton acuñó públicamente el término. Aunque él mismo ha comentado que la expresión era de uso corriente en círculos internos de investigación desde 1999, si bien no se hizo público de forma notoria hasta entonces.
    Kevin Ashton escribió:Si tuviésemos ordenadores que fuesen capaces de saber todo lo que pudiese saberse de cualquier cosa –usando datos recolectados sin intervención humana– seríamos capaces de hacer seguimiento detallado de todo, y poder reducir de forma importante los costes y malos usos. Sabríamos cuando las cosas necesitan ser reparadas, cambiadas o recuperadas, incluso si están frescas o pasadas de fecha. El Internet de las Cosas tiene el potencial de cambiar el mundo como ya lo hizo Internet. O incluso más.
    Link: Kevin Ashton hablando en el LG CNS


  • La idea de poder conectar los objetos y de que éstos fuesen inteligentes ya se plasmó en aquella época en los pensamientos y escritos de científicos tan notables como Nikola Tesla o Alan Turing. Sus palabras, leídas desde una perspectiva histórica, cobran ahora sentido y demuestran cuan adelantados a su tiempo fueron.
    En 1926, Nikola Tesla en una entrevista a la revista Colliers anticipó de forma sorprendente el crecimiento de la conectividad a nivel global y la miniaturización tecnológica:
    Nicola Tesla escribió:Cuando lo inalámbrico esté perfectamente desarrollado, el planeta entero se convertirá en un gran cerebro, que de hecho ya lo es, con todas las cosas siendo partículas de un todo real y rítmico… y los instrumentos que usaremos para ellos serán increíblemente sencillos comparados con nuestros teléfonos actuales. Un hombre podrá llevar uno en su bolsillo



  • En 1990 John Romkey, en el evento Interop en EEUU, creó el primer objeto conectado a Internet: una tostadora que se podía encender o apagar en remoto. La conectividad fue a través del ya mencionado protocolo TCP/IP y el control se realizó mediante SNMP (Simple Network Management Protocol), protocolo de gestión de red, que se usó para controlar el encendido y apagado del electrodoméstico.
    A pesar de suponer una revolución en la forma de entender las redes, las comunicaciones que Internet ofrecía en el origen de su expansión mundial eran principalmente cableadas. Esto, unido a que el coste del hardware era aún elevado, hizo que las ideas que podían llevar a implementar objetos conectados prácticamente pasasen inadvertidas durante años.
    Link: John Romkey conectando una tostadora a Internet en 1990


¿Cuál es el verdadero beneficio de tener todo conectado?

La idea es poder aplicar un poco de “inteligencia” a estos dispositivos conectados y a los que, hasta ahora, permanecían “aislados” de manera que se incorpore y se ofrezca un valor añadido a los consumidores.
Cada vez hay una variedad mayor de productos disponibles y, de hecho, los propietarios de teléfonos inteligentes llevan tiempo mostrando su deseo de que las soluciones del Internet de las Cosas (IoT) les ayuden en tareas cotidianas, como el hogar y el coche.
Lo cierto es que gracias a que cada vez más cosas están conectados a Internet, el mundo de posibilidades que se nos abre para la gestión de rutinas diarias es muy grande. Conceptos como el hogar inteligente no serían posibles sin el IoT.
Link: ¿Qué beneficios reales nos traerá en cinco años el Internet de las cosas?

Alumno: Armando Alonso Zenil
Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 14/10/2017
Ver perfil de usuario

Internet de las cosas

el Sáb Oct 14, 2017 3:48 am
1. Menciona con respaldo documental tres acontecimientos que contribuyeron a la aparición del Internet de las cosas.

Paul Horn, científico distinguido en Residencia y vicerrector de Investigación senior de NYU, exvicepresidente senior de IBM y experto del Future Trends Forum, afirma que el mundo está siendo instrumentado e interconectado, a la vez que se vuelve más inteligente. Los objetos que forman parte de nuestra vida cotidiana siempre han generado gran cantidad de información, pero esa información estaba fuera de nuestro alcance. Con el IoT, pequeños sensores están siendo integrados en los objetos del mundo real y son instrumentos que proporcionan información de prácticamente todo lo que es posible medir. De esta manera, cada vez estamos más interconectados y las personas y objetos pueden interactuar de manera completamente distinta. Hoy día hay 1.000 millones de usuarios de Internet, 4.000 millones de personas con teléfono móvil y una lista interminable de objetos (coches, electrodomésticos, cámaras, etc.) conectados a Internet de una forma u otra. A su alrededor, se construyen entornos «inteligentes» capaces de analizar, diagnosticar y ejecutar funciones, eliminando posibles errores humanos... para bien y para mal. Por ejemplo, una red eléctrica «inteligente» es capaz de detectar sobretensiones y de dirigir la electricidad por caminos alternativos para minimizar apagones.

Paul Horn propone el Internet de las Cosas como solución a algunos de los problemas medioambientales que nos amenazan hoy día. La iniciativa IBM Smart Planet aporta casos de éxito: por un lado, un 10% de ahorro en el coste de la energía cuando Pacific Northwest National Laboratory permitió a sus abonados controlar sus electrodomésticos conectados por Internet, decidiendo cuándo se debían encender y apagar. Por otro, un 20% menos de tráfico, un 12% menos de emisiones y 40.000 usuarios más del transporte público en Estocolmo gracias al establecimiento de iniciativas de control de tráfico, como un peaje de coches en la
ciudad, entre otras.
Los edificios «inteligentes» constituyen el mejor ejemplo de la aplicación de Internet a un objetivo medioambiental. En Estados Unidos, los edificios consumen el 70% de toda la electricidad, de la cual un 50% se malgasta. Además, un 50% del agua que consumen también es derrochada. Para subsanar este tipo de situaciones, se dota a muchos edificios de smart grid, una red que permite optimizar la generación y el consumo de energía gracias a una serie de medidores inteligentes que eligen las mejores franjas horarias entre empresas eléctricas y discriminan entre horarios de consumo. El resultado es un consumo más sensato y económico. Ante la imperativa necesidad de controlar el consumo de manera más eficiente, se están creando espacios de oficinas «verdes» en el complejo GreenSpaces de Delhi o el proyecto Smart IPv6 building, con un programa piloto en Ginebra. También tenemos el caso de Dubuque, en Iowa, que representa el esfuerzode toda una ciudad por convertirse en la primera ciudad inteligente e integrada de Estados Unidos.
En 1926 el gran Nikola Tesla cuyas patentes y trabajos teóricos conformaron la base de las comunicaciones inalámbricas y de radio. En 1969 se envió el primer mensaje a través de ARPANET , red operativa origen de la Internet global. Diez años después se probó el TCP/IP, los protocolos de red en los que se basa Internet y que permiten la transmisión de datos entre computadoras. En 1990 Berners-Lee implementó la primera comunicación exitosa entre un cliente Hypertext Transfer Protocol (HTTP) y un servidor a través de Internet, había inventado la World Wide Web. Él mismo, un año más tarde, creó la primera página web. A partir de ese momento el desarrollo tecnológico es vertiginoso, comienza la revolución de Internet asiendo posible la conexión de las cosas.

2. ¿Cuál es verdadero beneficio de tener todo conectado?

Según los expertos de The Valley Digital Business School, hay varios sectores que se beneficiarán sustancialmente del desarrollo del IoT.
Gestión de infraestructuras: seguimiento y control de semáforos, puentes o vías urbanas y rurales, detección de cambios en las condiciones estructurales, respuesta inmediata en emergencias, mejora de la calidad, etc.

medioambiente: permitirá optimizar recursos a la hora de prevenir y mejorar la eficiencia. Gracias a esta tecnología se podrá mejorar el control de calidad del aire o del agua, las condiciones atmosféricas o del suelo, etc.


Sector industrial : programación de actividades de reparación y mantenimiento, control y gestión centralizada de procesos, optimización de la cadena de producción e incluso respuesta inmediata a las demandas de producto.

Ámbito energético: esta tecnología hará posible la monitorización remota y oprimización del consumo energético, almacenamiento inteligente, sistemas de detección y actuación, etc.

Entorno sanitario y en la medicina: Utilización de dispositivos para proporcionar datos operativos a tiempo real, habilitar sistemas de notificación de emergencia y vigilancia remota o supervisar y asegurar el bienestar de personas mayores o con enfermedades crónicas.

Logística y transporte: posibilidades de realizar un seguimiento de los sistemas de transporte, tanto al vehículo como al conductor e infraestructura, así como control inteligente del tráfico, elección del estacionamiento, implantación de sistemas de cobro electrónico de pesajes, gestión de logística y flota o asistencia vial y seguridad.

Entretenimiento: ya que la mejora y creación de sensores en dispositivos móviles y la expansión de las tecnologías de realidad virtual y de consolas con sensores de movimiento servirán para enriquecer la información y mejorar la experiencia del usuario.
Contenido patrocinado

Re: Internet de las cosas

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.